«La arquitectura es cuestión de armonías, una pura creación del espíritu. Empleando piedra, madera, hormigón, se construyen casas, palacios; eso es construcción: el ingeniero trabajando; pero en un instante, tocas mi corazón, me haces bien, me siento feliz y digo: esto es hermoso, esto es arquitectura, el arte entra en mí.»

Le Corbusier.

Toda creación arquitectónica debe pretender como finalidad satisfacer las necesidades de habitabilidad humanas, incorporando, en la medida de lo posible aspectos que puedan despertar los sentidos, ya sean desde el punto de vista estético o programático, sin olvidar la funcionalidad, la economía y la sostenibilidad, entendida como su relación, en términos de consumo energético, con el medio ambiente.  En la medida en se puedan incorporar todos estos atributos a la producción arquitectónica, se podrá hablar de arquitectura, o simplemente, construcción.

El trabajo de nuestro estudio pretende, de manera humilde, alcanzar todos estos aspectos, algunos de ellos con mayor acierto que otros, pero con el mismo interés e ilusión en todos. Desde los mas pequeños, como adaptaciones de locales, reformas, ampliaciones o rehabilitaciones, hasta edificios completos destinados a cualquier uso, el empeño, la dedicación y la ilusión están siempre presentes.